¿Por qué el cielo es azul?

Seguro que muchas veces te has preguntado por qué el cielo es azul, por ejemplo, en un bonito día de primavera o verano. Pues bien, hoy te damos esa respuesta para algún momento donde estando con los amigos o familiares surge la duda de ese color azul del cielo.

Sabemos que eso de por qué el cielo es azul es una de las preguntas que más se hace la gente. Al fin y al cabo, es algo que vemos casi todos los días si tenemos la suerte de estar viviendo en un país o zona donde normalmente no está el cielo nublado sino que podemos disfrutar de ese color azulado con el que nos hace disfrutar el cielo

¿Por qué el cielo es azul? ¿Por qué azul y no violeta, gris, amarillo o de otros colores? Son algunas de las muchas interrogantes que muchas personas se hacen cuando miran al cielo.

Para entender este misterio de la naturaleza, debes saber qué es realmente un color. La ciencia ya tiene resuelto este misterio, y aunque no lo creas esto es más sencillo de lo que aparenta; pero pasar de su sencillez, a través de los siglos esto representó un verdadero rompecabezas para muchos amantes de las ciencias como Platón, Newton y Leonardo da Vinci.

Los colores que vemos por todas partes no son realmente colores en sí; son ondas electromagnéticas que viajan por el espacio a distinta longitud. La razón por la que nosotros percibimos los colores es debido a que esas ondas oscilan a muy alta frecuencia, algo demasiado rápido para que nuestros ojos puedan percibirlas. Por tal motivo nuestros ojos interpretan estas oscilaciones como colores cuando algo hace que estas ondas se dispersen y puedan llegar a nuestros ojos.

Por ejemplo: si miras a tú alrededor y ves un objeto rojo, realmente no es el objeto el que irradia el color rojo. Lo que realmente sucede es que ese objeto está recubierto con un material que hace que las ondas de mayor longitud del espectro electromagnético visible choquen con las moléculas del material que recubre el objeto. Este choque hace que las ondas se dispersen y lleguen a nuestros ojos.

Si quieres ver el espectro de luz, haz pasar un rayo de luz blanca por un prisma. Cuando haga esto, verás como la luz blanca se divide en los siete colores que el ojo humano puede percibir; notarás que en un extremo del espectro se encuentran la luz roja y la amarilla, que son las que tienen la mayor longitud de onda; y en el otro extremo verás la luz azul y la violeta que tienen una longitud de onda mucho más corta. Cuando hagas este experimento sabrás cual es el misterio que encierran los arcoíris.

Ahora que sabe como es la naturaleza de la luz y que son los colores, comprenderás por que el cielo es azul

Por ejemplo, cuando miramos el firmamento en noche de luna llena, vemos el cielo azulado repleto de estrellas; pero si salimos de la atmósfera los espacios que separan las estrellas lo veríamos negro. Esto sucede porque el origen de este azul está en la atmósfera que envuelve el planeta tierra.

Cuando la luz del sol entra a la atmósfera, esta entra en un proceso de desviación o dispersión. Este efecto se llama dispersión de Rayleigh, en honor a Lord Rayleigh el primero que descubrió este fenómeno. En este proceso, la luz se dispersa por las diminutas moléculas de los gases que forma la atmósfera.

Debido a que la mayoría de las moléculas de la atmósfera son mucho más pequeñas que la longitud de onda de la luz visible, la magnitud de la dispersión depende de la longitud de onda de la luz que llega del sol. O sea, para que este fenómeno se dé, la longitud de onda que viene del sol debe ser proporcional al tamaño de las moléculas del aire.

Como las moléculas del aire son del mismo tamaño que la longitud de onda de la luz azul, estas chocan con las moléculas y se dispersan en todas las direcciones. Esta es la razón por la que el cielo es azul. Podríamos ver el firmamento matizado de un azul y violeta, ya que estos colores son los que tiene menor longitud de onda dentro de los colores visibles, pero nuestros ojos son más sensibles al color azul. Si las moléculas del aire hubieran sido más grandes, entonces el cielo seria de color rojo, amarillo o naranja.

Por ejemplo, en un atardecer o un amanecer el sol se encuentra más bajo sobre el horizonte, y su luz recorre mas distancia atreves de la atmósfera. Algo contrario a la distancia que recorre al medio día. Además, las ondas de luz azul encuentran poco espacio para su depresión. Por eso el proceso de dispersión es menos eficiente, razón por la cual, en vez de azul, vemos el cielo color naranja.

En pocas palabras, la belleza del cielo es el resultado de la interacción de la luz del Sol con la atmósfera que rodea el planeta tierra. Este es el misterio que envuelve el color azul y los demás colores en el cielo. Ahora que sabes esto, dedícate a disfrutar de estos maravillosos colores al máximo sin tener que romperte la cabeza pensando en la forma de descifrar su misterio

An